Cómo hacer buenas fotos de venta para redes sociales

En internet encontramos todo tipo de fotografías de producto; buenas, malas y peores. Me imagino que a tí te gustaría estar dentro de la clasificación de las buenas fotografías. ¿Y a quién no? Pensarás que todas esas empresas que venden lo mismo que tú o algo similar, han contratado a grandes profesionales. Ojalá y eso fuera cierto. La realidad es que muchas de las veces no es así y las imágenes están hechas con celular. ¿Pero como lograron que se vieran tan bien? Aquí te dejo algunos tips que podrías implementar para mientras vas haciendo crecer tu negocio y tus ingresos.

Si estás leyendo esto es porque tienes acceso a un dispositivo de cualquier tipo. Entonces, ya tienes la herramienta principal para este proceso creativo. Lo mejor de todo es que además de tener la cámara también tienes con qué editar tus fotos, pues la mayoría de los dispositivos ya traen instalada alguna aplicación para edición fotográfica.

Ahora sí, vamos a comenzar.

Fotos de producto

1 – Busca un lugarcito

Busca en tu casa o en tu estudio o donde sea que trabajes, un lugar bien iluminado, ya sea con luz natural o con luz eléctrica. Si vives en México, entre 10:00 a.m. y 2:00 p.m. es una excelente hora para que uses la luz del sol. Por el contrario si no cuentas con alguna ventana que funcione puedes usar la luz eléctrica y tomar tus fotos en cuanto empiece a oscurecer ya que esto te ayudará a evitar los cambios de intensidad de la luz natural. Yo uso ambas modalidades según la luz del día.

2 – Selecciona un fondo

Si cuentas con alguna mesa de un color que vaya bien con el estilo de tus productos estará genial, si no es tu caso, te tendrás que dar a la tarea de encontrar alguna tela o papel para que la haga de fondo.

Te recomiendo que utilices fondos que no compitan con los colores o estampados de tus objetos porque eso produce un cansancio visual en los bellos ojos de tus seguidores y podría ocasionar que dejen de seguirte. Los fondos blancos son una excelente opción si aún no tienes una imagen corporativa definida.

3 – Ten a la mano los productos que serán parte de la sesión.

Es incomodisimo y muy tardado estar buscándolos de uno por uno. Es verdad que muchas imágenes saldrán de manera espontánea a la hora de que los estés creando pero de eso hablaremos más adelante. Ahorita nos enfocaremos en las imágenes que nos servirán de anuncio, las que describen a nuestra mercancía para venta.

4 – Sombras

Busca de alguna manera en que puedas tomar tu fotografía sin que salga tu silueta o la del dispositivo. eso afea terrible la imagen y es muy complicado de eliminar incluso en una edición profesional, Mejor ni te cuento que en una casera es imposible.

5 – Luces y reflejos

Evita los brillos y destellos de lámparas o del mismo sol, esto hará que a la hora que quieras editar tu imagen cambie totalmente el color y tendrás que repetir la foto.

6 – Acomoda el objeto de manera que quepa completo en la toma. No te puedo decir cual es el mejor ángulo  puesto que esto varía según cada producto. Te sugiero que hagas un montón de tomas; de lado, de frente, por arriba, desde abajo, por un ladito…. ¡DE TODO! Poco a poco irás encontrando el lado más favorecedor para tus artículos.

Fotos espontáneas

Estas son las que tomas mientras estás fabricando tu producto, cuando vas a comprar los ingredientes o materiales o mostrando tu entorno. Aquí no le intentas vender nada a la gente, es más bien un “detrás de cámaras”. Eso no significa que estás exento de cuidar las luces y las sombras o que pueda salir mal enfocada una foto.

1 – Limpieza

Procura que el espacio siempre esté limpio y que no salgan a cuadro objetos como el bote de basura o tu ropa tirada en la cama, si es que trabajas en tu habitación. Quítate las lagañas, pásate el cepillo por el cabello y échate agüita si es que aún no te bañas y quieres salir en la foto. Si eres mujer y tus manos saldrán acompañando al producto, píntate las uñas, de preferencia que sea un color neutro o de ser posible pues que combine con los demás objetos de foto.

Cuidar estos detalles es muy importante porque son el reflejo de la calidad de la mercancía que ofrecemos al público. Sé bien que porque andes peinado no greñudo no significa que te va a salir más rico un pastel pero creo que nadie iríamos a comprar un pastel de alguien que se ve desaliñado. Lo primero que pensaríamos es: -Si así se ve el chef, ¿A qué sabrá la comida?. Si, es tonto pero así funciona.

2 – Orden

Un sitio bien organizado y limpio nos evoca la tranquilidad de que los productos que ahí se elaboran serán de buena calidad. Se aplica el mismo razonamiento que con el chef.

Lo que debes evitar

1 – Los marcos

Estoa marcos temáticos que nos ofrecen las aplicaciones, aunque parezcan muy divertidos y pienses que se verán preciosas tus fotos, lo que hacen es todo lo contrario, Provocan que tu imagen se vea barata y muy comercial, o sea, hecha en casa. Si, ya se que la hicimos en casa pero la finalidad es vernos profesionales y con los marcos y fondos de figuritas jamás lo lograremos. Así que te pido de favor que resistas las ganas de usarlos en tu negocio. Déjalos para tus fotos familiares o con tus amigos.

2 – Los filtros

Si bien, los filtros están muy de moda gracias a Instagram, eso no quiere decir que estemos obligados a usarlos. Una foto de venta con un filtro manda el mensaje de que tu producto no es bueno y que tienes que embellecerlo artificialmente y se ve poco confiable.

Lo que buscamos es que tu producto se vea lo más real posible tanto en color como en dimensiones que son normalmente las características más engañosas. El objetivo es que las personas publiquen en los comentarios que tú si entregas lo que prometes.

El recorte

Procura recortar tus imágenes. En las tomas que hacemos normalmente sale más de lo que necesitamos. Así que centra tu producto dentro de la cuadrícula que aparece, es esa que tiene cara como de un tablero para jugar “Gato”. Te recomiendo que realices un corte cuadrado, ya que ocupa mayor campo visual por el formato que actualmente están manejando las redes.

La luz y los colores

Como ya te había comentado, el objetivo es que la imagen refleje la realidad de tu producto en todo su esplendor y los colores son la parte fundamental. Es verdad que la intensidad y el brillo de las fotos varía según la calidad del dispositivo en el que se están viendo pero no podemos ocuparnos de cada uno de ellos así que tomaremos como base como se visualiza en el nuestro.

Las funciones que mencionaré son con las que cuentan la mayoría de editores de fotografía. Si tu dispositivo no tiene todos, no te preocupes, hay varias formar de llegar a un mismo resultado.

  • Brillo: Regula que tan iluminada se puede ver o no una imagen. Esto funciona algo parecido a cuando sales a la luz después de haber estado en un lugar con sombra, de repente verás todo un poco blanco y brillante. Eso es lo que le pasará a tu imagen.
  • Contraste: Es donde compiten las luces y las sombras al mismo tiempo. Procura usarlo con moderación porque a veces un alto contraste lastima los ojos.
  • Exposición: También se refiere a la cantidad de luz, solo que aquí se hacen todos los más brillantes.
  • Sombras: Intensifica la oscuridad de las sombras que producen naturalmente los objetos.
  • Blancos: Es parecido al “brillo” pero aquí puedes iluminar la imagen sin que las partes coloridas se hagan blancas o amarillas.
  • Negros: Todos los espacios que contengan algo de color negro se intensificarán, incluido el fondo si es que contiene algo de ese color.
  • Saturación: Hace que los colores se vuelvan más intensos más no brillantes, es como colorear con plumones, entre más pasadas le des más fuerte y oscuro se volverá el color. O sea, lo rellenas de sí mismo.
  • Calidez: Todas las imágenes tienen una temperatura, la cual se logra gracias a la iluminación que capta la cámara y a la paleta de colores que tienen los objetos que salen a cuadro. Frío se refiere a los tonos azules, verdes y morados, mientras que una temperatura caliente se refiere a tonos amarillos, naranjas, y rojos.
  • Tono: Es como un filtro de color. Imagina que que al lente de la cámara le pones un papel celofán o plástico transparente que tiene un poco de color. Ya sea que te aparezca la barrita con los colores o te la muestre con círculos de cada uno de los matices disponibles con que cuenta la aplicación.

Como verás, tienes varias opciones para empezar a trabajar. Aunque siempre te recomendaré que en cuanto tu negocio lo permita, contrates a un fotógrafo profesional, él hará un mejor trabajo y tú tendrás más tiempo para dedicárselo a otras áreas de tu empresa que requieren aún más de tu atención.

Espero esta información te sea de utilidad.

¡Hasta pronto!

 

 

 

 

 

Autor entrada: be81-jk01-ch3

Deja un comentario