La realidad de hacer de tu hobby tu trabajo

La realidad de hacer de tu hobby tu trabajo

El sueño dorado de la gente varía de una persona a otra. Algunos sueñan con convertirse en un profesional exitoso dentro de la rama de su elección. Otros, sueñan con ir a vivir a otro país y algunas personas añoran hacer de su pasatiempo un trabajo de jornada completa. Cualquiera que sea el tuyo, espero lo logres.

La mayoría de las personas, realizamos una actividad fuera del horario de trabajo formal, que nos ayuda a liberar tensión y que nos encantaría llevarla acabo por más tiempo o incluso, convertirla en aquello que nos de el sustento diario.

Lo que no nos detenemos a pensar es que esa actividad es algo que hacemos de manera recreativa y su belleza y encanto radica no sólo en la actividad misma sino en la sensación de alivio que nos produce, no por el tipo o esfuerzo que requiere sino porque es el distractor que nos saca del tedio de la rutina diaria. Es el momento más añorado del día porque éste significa que el cansancio de la jornada pesada de trabajo tiene un fin pero sobre todo, una remuneración. Es algo así como el “premio” que recibimos al concluir.

No me digas que a ti no te ha pasado que crees que podrías estar haciendo aquello que te gusta todo el tiempo aún sin que te pagaran. Yo si lo llegué a pensar. Lo que no hice fue detenerme a analizar el por qué formulé esa idea en mi cabeza. En mi caso se trata de realizar álbumes para fotografías con la técnica del “scrapbooking”. Era maravilloso llegar a casa, quitarme el disfraz, ponerme la pijama y comenzar a recortar pedacitos de papel y acomodarlos en una página para que se vieran lindos. Lo más gratificante era que cuando a alguien le gustaban y me decían que si se los vendía. Por supuesto que decía que sí. Con el tiempo, fueron llegando pedidos de álbumes de manera más recurrente, entonces me di cuenta que tenía que establecer un precio venta, sacar costos, ir a comprar material aún cuando no tenía ganas de salir… ¡En fín! Era necesario hacer todo lo que un negocio requiere para que sea redituable. Porque claro, al principio vendía los trabajos sin saber en realidad cuanto invertía en cada uno pero conforme fue pasando el tiempo y mi tiempo libre ya no era libre, no estuve dispuesta a regalarlo y le asigné un precio. Así fue como mi hobby se convirtió en mi trabajo.

No digo que esté mal que una actividad de descanso se convierta en trabajo de tiempo completo, quiero decir que debes estar preparado para ello porque dejará de sere un pasatiempo, dejará de de ser optativo el hacerlo o no. Será obligatorio llevarlo a cabo si es que quieres ser capas de pagar las cuentas a final de mes. Y lo curioso es que al final de cuentas, terminarás buscando un nuevo distractor para despejarte de tu antiguo hobby.

Espero este pequeño post te ayude a reflexionar un poquito sobre lo que deseas hacer con tu vida laboral.

Te deseo mucho éxito en todo lo bueno que hagas

¡Hasta pronto!

 

Deja un comentario