Hay muchos dulceros muy bonitos por toda la red. Sin embargo, muchos de ellos requieren máquinas para su elaboración o si los quisieras hacer a mano requieren mucho tiempo. Personalmente, prefiero los más sencillos y aquí te dejo un ejemplo de ello.

Esta cajita la puedes elaborar en muchos tamaños. Te aconsejo que si la quieres hacer grande utilices papeles gruesos para que soporten el peso de lo que contendrá y que además conserve su forma el mayor tiempo posible.

Materiales:

  • Caja – Toda está hecha en una sola pieza y es de cartulina Opalina blanca y de de Stardream blanco.
  • Pinza – Es de madera. Cómprala en el mercado, son muy económicas
  • Moño – Está hecho de listón y de cinco octavos y pegado con pegamento Mylin del transparente.
  • Puntitos – Están hechos con marcador Crayola color dorado 
  • Cinta decorativa – Es marca Scotch y la puedes encontrar sin problemas en los Office 
  • Borde – Lo hice con tinta Disstres y una esponja para maquillaje 

Para armarla creo que no requiero ni explicarte. Simplemente pega las cuatro pestañas a los extremos de la caja y ya quedó.

Todas las sugerencias están dadas en base al tamaño del molde que te dejo aquí debajo para que descargues. Son las que hago yo en mi empresa.

QLa plantilla de la caja se encuentra en formato PDF el cual puedes abrir en casi cualquier programa. Además, si cuentas con algún software de diseño como Adobe Ilustrador o Corel Draw, podrás modificarlo a tu antojo ya que es una imagen vectorial. 

¡Hasta pronto!