Iniciar un negocio requiere de tener varios parámetros definidos para asegurar mejor el éxito. Para lograrlo, hay preguntas clave que podríamos responder antes de empezar nuestro negocio de empaque y no vernos en la fea necesidad de hacerlo sobre la marcha ya que eso retrasará el crecimiento. A continuación hay un cuestionario que puede ayudarte a tener un panorama más claro de la viabilidad que tiene tu idea.

Comencemos con lo más complicado pero que a simple vista parece ser lo más simple pero no lo es.

Preguntas principales

1 – ¿Qué tipo de cajas quieres vender?

Pequeñas o grandes, decoradas, para alimentos, para eventos, para envíos. Entre otros.

Según el tipo de producto que deseas elaborar es la maquinaría que deberás utilizar, los proveedores que tendrás que buscar, los tiempos de entrega y el tiempo de elaboración. También implica en algunos casos la contratación de personal. 

2 – ¿Con qué finalidad deseas emprender este negocio?

Puede que busques un ingreso extra o que desees hacer de este trabajo tu fuente principal de ingresos. En ambos casos se requiere de trabajo y de esfuerzo. Sin embargo en el primer caso, el crecimiento es opcional cuando en el segundo no lo es. También implica muchas más variables.

3 – ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a dedicarle?

Es obvio que si la finalidad es obtener ingresos extras únicamente, es porque ya cuentas con un trabajo principal al que le dedicas gran parte de tu tiempo y por ende, a este no podrás darle toda tu atención.

En cualquiera que sea el caso, requieres establecer una jornada de trabajo para poder brindarle una mejor estructura a tu proyecto.

4 – ¿Cuál es tu presupuesto para invertir?

Es imposible iniciar sin un presupuesto. Aunque desafortunadamente en ocasiones no se cuente con suficiente capital, no significa que podamos pasar por arto esta cuestión. Es posible que estés dispuesto a pedir un préstamo pero aún así, todos tenemos una cantidad límite que sabemos que seremos capaces de pagar. Establece la tuya y ahórrate problemas.

5 – ¿Tienes conocimiento en el área del empaque o requerirás asesoría?

Existen personas a las cuales les gusta iniciar negocios porque piensan que es una buena oportunidad de generar ingresos y está bien, se puede lograr aún cuando al principio no tengan idea del proceso de fabricación.

Lo que hace esa gente es informarse lo más posible acerca del tema. Indagan sobre proveedores, cuanto cuesta la maquila, qué se requiere para la elaboración, dónde se vende y en cuánto, qué tiempo dura el proceso de elaboración… Etc. Pero no se avientan al ruedo nunca a ciegas.

Es posible que lo que tú buscas es elaborar tú mismo las cajas y está bien también. Sólo te cuento que eso implica más investigación, inversión y trabajo. Por supuesto, en caso de que no sepas nada. 

6 – ¿Cuentas con herramientas para hacer cajas?

Si, no. ¿cuáles?

Es probable que lo que tú consideres una herramienta muy útil en realidad no lo sea. Es el caso de las herramientas para scrapbook. Son muy bellas y cumplen su función de hacer manualidades más no funcionan para un trabajo a gran escala o un tiraje amplio. 

7 – ¿Cómo es tu cliente ideal?

No te engañes intentando decir que es para todos. No es verdad. En primer lugar no todos necesitamos comprar cajas y quienes si lo requieren tienen necesidades muy específicas.

¿ Qué edad tiene?

¿A qué se dedica?

¿Hombre o mujer?

¿A qué estrato social pertenece?

¿Cuáles son sus gustos estéticos?

Si por ejemplo, deseas vender cajas para candy bar, es necesario que sepas a quién se las quieres vender para que puedas establecer un precio de venta acorde a su situación financiera. 

8 – ¿Dónde lo vas a ofrecer?

Ya sea que quieras vender en línea o en una tienda física, deberás contar con conocimientos para hacer atractiva la tienda para los clientes, tendrá que tener en cuenta el método de pago, de entrega y de empaque. 

Cómo puedes ver, no iniciar un negocio de este tipo es como cualquier otro por muy sencillo que parezca. Requiere de tiempo y conocimientos. Es tu decisión prepararte en esta área o no.