Afortunadamente hoy en día existen muchas opciones caseras para dar un bonito obsequio. Por eso, aquí te traigo esta cajita negra.

Empieza la hora de las manualidades y de hacer uso de toda tu creatividad. Este proyecto DIY es muy sencillo de elaborar.

Materiales:

  • Cartulina negra o de cualquier color
  • Pegamento blanco de secado rápido
  • Cinta o listón
  • un par de corazones o cualquier otra decoración

Si te fijas bien en el molde gratis de la caja,  la tapa y la bse son prácticamente igual. La única diferencia está en que la tapa mide 3mm más que la base. Esto es para que logre embonar a la perfección y no quede nadando o muy apretada a la hora de montar ambas piezas.

Marca los dobleces con alguna tabla para plecar como la de Martha Steward   o cualquier de tu elección, todas sirven.

En caso de no tener una herramienta como está, no te preocupes. Puedes marcar los dobleces con una pluma sin tinta y una regla. Apóyate en un tapete de corte. En Office Max los venden a buen precio. No requieres uno muy grande.

Te sugiero que no marques el doblez con el lomo de las tijeras ni con el cutter porque puede que rompan el papel y sólo gastarás material y tiempo y hay que volver a empezar.

La base de la caja al igual que el techo de la tapa, puedes cubrirlos con papel Couché de 300g. No importa si es mate o brillante. Este papel es muy económico y el contraste de colores en la caja lucirá genial,

Yo le puse corazones de foamy porque era lo que tenía ya que me encantan los corazones.  El listón lo compré en Fantasías Miguel. Hace poco fui y aún había del mismo y en distintos colores.

Al final del texto te dejo un archivo para que lo descargues. Está en formato PDF. Contiene el molde de la caja. 

Espero te guste y sobre todo, que te sea de mucha utilidad. 

Si utilizas algún programa de diseño como Adobe Ilustrator podrás hacer modificaciones del archivo puesto que se trata de una imagen en vectores.