Muchos buenos negocios fracasan por falta de una imagen corporativa o por un mal manejo de ella. Evita ser de ese grupo ya que aún sin tener dinero para pagar un diseñador al inicio, es posible crear una identidad que logre ser identificada por tus clientes potenciales.

Es muy posible que no estés familiarizado con el término “imagen o identidad corporativa” así que intentaré explicarlo lo más claro posible.

La imagen corporativa es el estilo con que vistes a tu empresa. Si, las marcas tienen un estilo definido que nos dice de qué tipo de productos se trata, nos dan idea del costo de ellos, si son para hombres o mujeres y hasta nos hablan de un rango de edad, sólo por citar algunas de las características más evidentes.

Yo lo comparo con el estilo de ropa y accesorios con el que nos vestimos las personas. Hay quienes tienen un estilo muy casual, otras que visten moda retro, hay a gente que le agrada la onda punk y otros que gustan del lujo. Como sea, todos tenemos nuestras preferencias de vestuario y queramos admitirlo o no, este dice mucho de nuestra nivel de vida. Exactamente lo mismo sucede con las marcas.

A diferencia de los seres humanos que usamos ropa, calzado, cinturones,  bolsos, carteras, perfume y en el caso de las mujeres maquillaje. Las marcas usan logotipos tarjetas de presentación, slogan, página web, redes sociales, empaques, blogs, oficinas y en algunos casos puntos de venta.

Ahora que creo que ya está todo un poquito más claro, hablemos de tu marca. La cual tiene un nombre y espero que ya tenga un logotipo. Si tu negocio es por internet, entonces deberá contar, si o si con redes sociales en las cuales publicar fotografías de tus productos y de tu empresa en general sin importar si es pequeña o grande. Si aún no tienes un sitio web, te aconsejo  ir pensando en uno profesional que sirve ampliamente como referencia a las personas. Y si hablamos de un producto, entonces es posible que requiera un empaque.

Pues bueno, todo comienza desde el logotipo, él es el alma y corazón de la marca y todo en torno a él que haga referencia a tu negocio, deberá estar en armonía total. Es decir, que todas tus herramientas de apoyo tienen que hacer juego con el logo. Hablo desde las tarjetas de presentación hasta las bolsas en las que entregas, pasando por tus redes sociales y los imágenes, videos y comentarios que en ellas publicas. La finalidad es que las personas sepan que se trata de tu marca y no de otra. Sólo acuérdate de una persona en tu vida que tiene un estilo muy particular, ya sea que te agrade o no su forma de vestirse, te es inevitable ver alguna prenda o accesorio parecido a lo que usa y pensar en ella.

Tal vez si te dedicas a vender galletas y postres es posible que tu logo sea de algún tono de rosa con un poco de color café (esto es solo por citar un ejemplo con colores recurrentes en el rubro que usé como ejemplo). ¿Qué va a pasar si tus tarjetas de presentación son de mil colores, tus redes sociales hablan sobre tu perro y entregas las galletitas en unas cajas color menta nada más porque a tí te parecieron lindas? Piénsalo poquito y dime ¿qué pensarías de una persona muy bonita, que va a una boda elegante vestida con ropa deportiva, con zapatos de tacón y una bolsa de playa? En primer lugar, será la comidilla de todos porque no va acorde a la ocasión. En segundo lugar, nadie la tomará en serio. Y en tercer lugar, a nadie le importará ni su nombre por muy bonita que sea. Todos la recordarán como la ridícula de la boda hasta que aparezca otra que haga algo peor.

Lo mismito ocurrirá con tus galletas. Nadie se acordará de ellas por muy buenas que estén. Nadie sabrá que se trata de tu marca porque no has creado una congruencia visual. Y recuerda que de eso dependemos todos.

No importa que no cuentes aún alguien que se encargue de una imagen profesional. Es normal que cuando vamos comenzando no tengamos dinero para eso. Sin embargo, quiero que sepas que si es posible lograr crear una imagen para que los posibles clientes nos identifiquen y nos recuerden. El color es fundamental para lograr nuestro objetivo.

Ya cuando tu negocio haya crecido un poco y hayas creado algo de capital. Te sugiero que lo primero que hagas sea mandar a hacer una imagen corporativa profesional que te permita ofrecer un aire de mayor seguridad y confianza para tus clientes.

Espero estos consejos te sean útiles y que tu negocio sea el mejor en su campo

Te deseo éxito en todo lo bueno que hagas

¡Hasta pronto!

 

 

La importancia de la imagen corporativa en tu negocio
Califica este material